Blog

Cabras, micros y el ‘no’ de la mujer somalí

By 8 septiembre, 2013 enero 14th, 2019 3 Comments

Pasan los días y se acumulan historias al mismo ritmo que el cansacio nos consume. Hoy estoy más cansado que ayer, pero saco fuerzas de flaqueza para juntar unas letras y deciros a todos que estamos bien.

El titular de este post tiene que ver con algo cotidiano –poner un micro de corbata a un entrevistado– que en Somaliland puede no serlo tanto. Hoy entrevistamos a la directora de la mayor organización de mujeres del país, Nagaad. A pesar de ser eso, directora de un organismo que apoya a las mujeres, nos encontramos al perfil de mujer media nacida y crecida aquí. Aunque hay distintos grados y muchas excepciones, la mujer aquí no tiene estudios, se casa pronto y no aprende inglés. Muchas, al saludarte, no te dan la mano si eres un hombre. Hablan bajito, como si su personalidad se hubiera consumido tras años de anulación y sus frases no valieran nada. Y tienen animadversión hacia el hombre, si no es el suyo.

Desde luego Borja no era su hombre, y cuando se acercó con el micrófono para engancharle la pinza en la ropa, entre el pecho y el cuello, la mujer le dijo que no lo hiciera. Finalmente fue Hayat quien salió al paso para arreglar la situación y empezamos la entrevista.

 

nagaad

 

Lo mismo le pasó hoy a Hayat, pero a la inversa. A las 6,30 de la mañana teníamos cita con el ministro de Finanzas del país, cuyo nombre no voy a escribir por si le da por poner su nombre en Google, encuentra nuestro blog y nos boicotea el proyecto. Pues bien, Hayat fue la primera en presentarse y en darle la mano. Él no la extendió.

Son anécdotas, insisto, peajes culturales, pero no deja de sorprendernos cuando lo vivimos en primerísima persona.

Aparte de las citas oficiales, que vamos ya a dejar de lado porque nos aburre tanta corbata, ayer estuvimos visitando la fábrica de Coca Cola, explotada por la empresa local Somaliland Beverages Industry. El director, un joven somalilander de buena familia y educación londinense, nos recibió en su despacho antes de visitar la factoría. Con una inversión de 20 millones de dólares, es una de las mayores empresas del país y da empleo directo a unas 80 personas. Todos viven en medio del desierto, en unas casas-cuartel numeradas junto a la fábrica.

Al lugar se llega por caminos infernales y desérticos, tras una hora de viaje desde la capital y con unos buenos neumáticos para el 4×4. Durante la ida y la vuelta nos sigue un coche de seguridad con un soldado armado. Precauciones que hay que tomar al salir fuera del perímetro de seguridad de Hargeisa. Aprovechamos para hacer algunas tomas con la GoPro al atardecer, con el sol muy bajo y varias cabras cruzándose en nuestro camino.

Por último, hoy hemos seguido al presidente. Nos lo hemos encontrado en el Ministerio de Asuntos Presidenciales (salíamos de varias entrevistas) y Silanyo, que así se llama, iba a ir caminando junto a su séquito hacia un acto con motivo de la inauguración de la Biblioteca Nacional de Somaliland. Borja, destacado blanco con gorra y camiseta a juego de ‘Somalilanders’, destacaba entre el séquito, y junto a Hayat, se han convertido en las estrellas de la prensa local. Aquí podéis comprobarlo.

 

hayat-media

 

Antes de volver al hotel, hemos acabado el día con Hayat presentando un telediario en el plató de la televisión nacional de Somaliland.

Dos días duros, con millones de imágenes en nuestras rutinas, y sólo unos pocos párrafos para contarlos. Mañana más.

Jon Cuesta Rodríguez

About Jon Cuesta Rodríguez

3 Comments

  • ama dice:

    jo!! que gozada chicos, la experiencias que estáis acumulando»» me alegro mucho que estéis aprovechando el viaje ,!Bien vale la pena el cansancio!!, de esta forma nosotros podemos disfrutar de vuestras
    maravillosas historias!! GENIAL!! cuidaos mucho , mucho, mucho..
    besitos para todos. Hasta mañana!!

  • Blanqui y Juanjo dice:

    ¡Hola a todos! Nos alegra muchisimo tener noticias vuestras. Despues de dos días, no os creais, que a nosotros también se nos hace larga la espera para volver a disfrutar de vosotros, y a la vez nos quedamos muy tranquilos. Lupe, a que nos dan mucho gozo y orgullo??? Pues a lo dicho, «SEGUID ASI», que el cansancio, seguro, seguro que tendrá su recompensa.
    ¡CUIDAROOOOOS! Y MUCHOS BESOOOOS.

    (¡uy! si llego a estar ahí con las cabras seguro que hay foto con ellas, a que sí Borja….)

  • ama dice:

    Esto es para bLANQUI Y JUANJO:
    lo siento, pero por los nombres no os he reconocido y al volver a ver los comentarios y leer mi nombre y referencias a Borja, es cuando me dí cuenta de quien era la pareja que siempre deja mensajes.
    y.. ya lo creo, a pesar del temor a éstos viajes un tanto peculiares, es cierto que en el fondo estamos orgullosos de nuestros «niños».
    Me alegro mucho de que estéis bien y os mandamos un fuerte abrazo desde iRUN-Juan y Lupe.
    (queda pendiente una comida…. si es que nos ponemos de acuerdo con ellos..). besos.

Leave a Reply