Edna Adan es toda una institución en Somaliland, una región independiente al norte de Somalia. Es algo más que la fundadora del mejor hospital de ese país aún no reconocido por la comunidad internacional. Fue una de las pocas niñas que recibió educación en Somalia, la primera en conducir un vehículo y la primera mujer que se fue a estudiar a Gran Bretaña. Se convirtió en la primera enfermera cualificada en su país. Después de trabajar con éxito en la Organización Mundial de la Salud (OMS), se dedicó en cuerpo y alma a hacer realidad su sueño: fundar un hospital en su país natal. El hospital de maternidad, moderno y con estándares de atención y calidad nunca vistas en Somaliland, abrió sus puertas en 2002, en un país en el que uno de cada 12 niños mueren durante el parto.

La lucha de Edna Adan se ha convertido en una obsesión: formar a enfermeras en zonas rurales a lo largo y ancho del territorio de Somaliland. Precisamente allí, lejos de la capital, la atención médica no llega a una población desatendida y abandonada a su suerte. Por ello, Edna fundó una escuela de enfermería que pretende, en un futuro cercano, hacer realidad su próximo sueño: que todas las aldeas y regiones tengan al menos una enfermera cualificada. Hablamos con ella para el programa ‘Learning World’ de Euronews.