En 2014 vemos todo aparentemente limpio. A primera vista, no hay rastro de los motivos que llevaron a este pueblo rumano a la portada de National Geographic en 1991. El presidente Nicolae Ceaucescu y su afán por el dominio industrial en Europa del Este trajeron hasta aquí fábricas de carbón y fundiciones de plomo y zinc altamente contaminantes.

Hace años que las fábricas cesaron su actividad, pero las consecuencias en el medioambiente y en la salud siguen plenamente activas hoy. Nos encontramos en Copsa Mica, el pueblo más contaminado de Europa.

Este reportaje se emitió en TeleSUR el 06 de septiembre de 2015 en el programa de crónicas periodísticas ‘No son tuits, son historias’.

Puedes ver el programa íntegro en el vídeo de la izquierda junto a otras historias del programa realizado por otros reporteros o si lo prefieres puedes ir directamente a la página de teleSUR para verlo pinchando aquí.