Blog

Sandwich de atún

By 30 junio, 2010 septiembre 5th, 2013 No Comments

Todavía no hemos visto un atún congelado. Sólo hay un barco atunero atrancado en puerto [en la imagen, el ‘Draco’, de la empresa gallega Petusa], y aunque es temporada de monzones y el clima en alta mar es desapacible, una veintena de barcos españoles se mueven casi sin parar por un amplio radio de millas alrededor de las Islas Seychelles tratando de llenar hasta los topes sus bodegas. Dependiendo de las corrientes y de los bancos de peces, los buques pueden permanecer hasta un mes y medio en el océano. Son largas jornadas de trabajo que comienzan pronto, a eso de las 7, para acabar al anochecer. Aquí el cielo se tiñe de oscurísimo negro antes de las 7 de la tarde, cuando en Madrid cualquier españolito apenas acaba de salir del trabajo camino de unas cañas, algo de gimnasio o el hogar.

La mayoría del atún se exporta fuera de Seychelles. Buena parte llega en mercantes al puerto de Vigo, aunque muchas toneladas se reparten por el mundo. Aquí, en Victoria, hay pocos restaurantes, pero todos tienen en sus sencillas cartas algún plato con el preciado pescado. Desde pizzas hasta sandwiches de diversos tipos contienen atún. Nada es barato aquí, a pesar de ser un país pegadito al continente africano y poder parecerlo. Comer una hamburguesa y un expresso con leche puede costarte 15 euros, y el Mercadona es más barato que cualquier supermercado seychelloa. “No existe el paro”, nos dice un representante vizcaíno de empresas atuneras que lleva en la isla 19 años. “Cuando necesitan dinero trabajan, y cuando han conseguido el suficiente ya no vuelven y ni siquiera te avisan”.

Hoy mismo hacían falta una decena de hombres para reparar una redes en el puerto, pero por el momento no ha habido voluntarios. En España hay ya cinco millones de parados, y aquí hay ‘paro cero’. Contrastes y curiosidades de una isla peculiar y autosuficiente gracias a su actividad pesquera y al turismo. Pese a los piratas, que se acercan ya a 80 kilómetros de estas costas.

Jon Cuesta Rodríguez

About Jon Cuesta Rodríguez

Leave a Reply